martes, 29 de octubre de 2013

Costes fijos y costes marginales del casino

no estamos hablando ni siquiera de inversiones iniciales particularmente importantes. A más y a mayores, la tecnología de ocio es perfectamente escalable: es decir, siempre podemos hacer un casino o un hotel un poco más pequeño o un poco más grande sin dificultad. Esto es muy distinto, por ejemplo, de la industria siderúrgica, donde el tamaño mínimo de una factoría integrada eficiente es altísimo.

respecto a la segunda, las externalidades positivas para la economía, sinceramente no puedo ver ninguna y sí muchas negativas. Las externalidades no significan que una empresa que invierte y crea puestos de trabajo genere riqueza y esa riqueza genere otras empresas. No. Eso no es lo que los economistas llamamos una externalidad (vale, en modelos con multiplicidad de equilibrios puede serlo en ciertos casos, pero no nos pongamos aquí con disquisiciones bizantinas). Una externalidad es, por ejemplo, si mi empresa forma a muchos ingenieros que, luego, dejan la empresa y crean sus propias compañías con los conocimientos adquiridos. O si mi empresa suministra un servicio muy especializado que es clave para el uso de otra empresa y cuya utilidad no queda reflejada plenamente por mil motivos en el precio, por ejemplo por un problema de costes fijos y costes marginales muy reducidos.

respecto a los casinos, los isleños gastaron más que los peninsulares ( euros en Baleares yen Canarias), pero los melillenses y los ceutíes, conyeuros, respectivamente, también doblaron la media nacional, que no contabiliza los datos de Navarra ni de Castilla-La Mancha, ya que carecen de este tipo de establecimientos. Con ser importantes las cifras citadas, pienso que más se juega a la Lotería, bono lotos y primitivas y a los ciegos. Y en estos tiempos de crisis, aún más. Con todo esto, mi decisión es clara: no lo quiero. Las razones de por qué no quiero que se instale este complejo son: Con tonterías como estas, entiendo los tópicos que hay en Malaga sobre catalanes No se como no te corren a boinazos tus vecinos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario