domingo, 18 de agosto de 2013

Como pagan favores los politicos corruptos

se empezó a sospechar del origen de las pócimas que comercializaba la detenida. Por eso digo que más que vampira, aunque también comerció con sangre, Enriqueta pertenecía a esa especie tan enraizada en la cultura popular hispana que son los sacamantecas, los sacauntos, que pasaron de la leyenda a la crónica negra y criminal de nuestro país con el suceso que nos ocupa o en los casos de los sanguinarios Juan Díaz de Garayo, “El Sacamantecas de Vitoria”, o Manuel Blanco Romasanta, “El hombre lobo de Allariz”. En aquellos años existía la falsa creencia que la sangre de una persona joven podía curar, por ejemplo, la temida tuberculosis.
los convergentes bienpensantes dejen de quejarse por el turismo de botellón y las despedidas de soltero. Entonces, ¿puedes decirme qué ganamos los españoles con esto? ENTRADA PARA LAS INVITACIONES DE CUTTY SARK ENTRADA PARA SOCIOS Y CLIENTES DE CASINO Entrada totalmente libre, incluso si un juez declara a la persona legalmente incapacitada (el objetivo son ludópatas, en este caso) Entradas Comentarios Entradas recientes Entrar Recuperar contraseña
los propietarios del suelo del Ensanche Norte de Alcorcón, el destino más probable del proyecto Casino en Malaga, destaca Juan Benigno Alonso. Alonso empezó de tendero, de ahí a tener un supermercado y saltó a convertirse en suministrador del Ejército. Curiosamente, el Ensanche Norte limita con otra gran operación urbanística, la operación Campamento de Madrid, sobre terrenos de antiguos cuarteles militares. Este promotor, de cuyo centro comercial salió este año la cabalgata de Reyes de Alcorcón, se vio beneficiado por el PP, según los socialistas, porque no le obligaron a construir las infraestructuras de acceso a ese centro comercial que evitaran los actuales problemas de tráfico en la zona. Alonso también invitó al exalcalde popular Pablo Zúñiga a un viaje a Miami a conocer parques comerciales. El abogado que le lleva las gestiones a Alonso es Francisco Díaz Moñux.

No hay comentarios:

Publicar un comentario